Datos personales


Te estoy buscando. A vos, mi madre biológica.
 
Me diste a luz el 14 de octubre de 1969 en el entonces Sanatorio Central de Bahía Blanca, o en una clínica de dos pediatras o en el Hospital Penna de Bahía Blanca, a las 2 de la madrugada. Me entregaste por intermedio de NEF-Niños en familia (tal vez hablaste con Marta Bermudez, la que era Directora de NEF, y quizás pasaste en su casa el último tramo de tu embarazo). Te busco para conocer tu historia y la mía, para escucharte, para entenderte, para verte una vez más, para saber si tengo hermanos. Animate. Escribime a bahiaoctubre69@yahoo.com. Te espero.

lunes, 29 de octubre de 2012

Otro cumpleaños y algunas novedades

Hola, qué abandonados los tengo...

Acabo de cumplir 43 años, y lo mismo de siempre. No quiero ser reiterativa.

Tengo algunos datos más para aportar a la búsqueda:

* Mi queridísima amiga Brenda acaba de estar en Bahía Blanca y fue personalmente a sacar fotos a las dos posibles direcciones de donde nací, Moreno al 100 y al 300, respectivamente, donde antes funcionaba el Sanatorio Central y ahora hay geriátricos (los dos lugares coinciden, por es es difícil saber cuál puede ser). Pongo las fotos acá por si alguien reconoce estos lugares. Parecen no haber cambiado mucho de como pueden haber sido hace 43 años.

*La señora en cuya casa de Yrigoyen 112 puede haberse alojado mi madre biológica antes de dar a luz (la foto de la casa viene pronto) no está muerta. Tiene Alzheimer, con lo cual, es inviable tratar de hablar con ella, pero sigue viva, según le confirmó hace poco su hijo adoptivo a una amiga en común. No entiendo por qué la otra asistente social me dijo que había muerto. ¿Mentir no era pecado? Curiosa, a veces, la moral católica. Al mismo tiempo, esta misma persona está en un retiro espiritual en Serbia, en un lugar en el que se aparece a veces, dicen, la Virgen ´María, y prometió rezar por mí. En fin... Da lo mismo. No, no da lo mismo, agrega una mancha más al tigre, pero el tigre tiene que seguir caminando y no tiene tiempo para detenerse en minucias. El tigre tiene, sin embargo, derecho a una rabieta. El tigre necesita tener fe, contra viento y marea, aun cuando le hayan mentido, aun cuando sus documentos sean falsos. El tigre no puede darse el lujo de perder la fe.Ya está. A otra cosa.

* Mi amiga Brenda comenta mi historia a gente de Bahía Blanca, que recuerda que frente al Sanatorio Central había una casa "donde nacían bebés", a cargo de dos pediatras, y que en el lugar en que funcionaba el Sanatorio hubo en un tiempo una clínica psiquiátrica. Entonces, ya las posibilidades del lugar de mi nacimiento serían:

- en el Sanatorio Central
- en un psiquiátrico
- en una casa de partos privada a cargo de dos pediatras

*Por las dudas, repito el nombre de la partera que firma mi partida de nacimiento:

 Aurelia Diez de Baldi.

Si saben algo, aporten su granito de arena. Gracias.




3 comentarios:

  1. Bien María! Seguís avanzando... pasito a paso. Todo es cuestión de tiempo y esto es también reconstruir tu historia. Te acompaño en tu búsqueda. Besosss!!!

    ResponderEliminar
  2. Que dificil reconstruir una historia cuando han pasado años Soy mama adoptiva hace 9 meses, mi camino recien empieza, mi afan de atesorar datos para mi hijo, para cuando pregunte, me hace ver como una loca pero estoy convencida que ser madre adoptiva trae consigo la responsabilidad de guardar su pasado para mostrarselo cuando este preparado a enfrentarlo, datos, verdades, objetos, rumores de la sala de parto, todo lo voy guardando y documentando porque quiero tambien llevarlo de la mano en ese camino, si el quiere, porque todas las mamas quieren acompañar a sus hijos pero hay caminos que se deben hacer en forma individual (no solos) espero poder hacerlo y si no (porque nadie tiene la vida comprada)todo quedara documentado ademas de su expediente del juzgado, creo que no estamos maduros en el prceso de adopcion, cuando su madre biologica hace la declaracion voluntaria de darlo nadie le pregunto por sus antecedentes medicos, ni si a su deseo y hasta si queria dejarle algo escrito a su hijo, el porque mas profundo, eso que todos buscamos si no conocemos y mas aùn cuando las personas que pueden decirlo ya no están, mi hijo no tendra que sentirse mal por querer reencontrase con sus origenes porque yo lo voy a acompañar, para eso soy su mama del corazon no su mama biologica su mama por eleccion, la que sabe de su dolor y de su derecho.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, Patri. La verdad es que ahora estoy pasando por un bache, uno de esos momentos en que te preguntás para qué y te das por vencida. Siento que llegué lo más cerca que pude y ya no sé por dónde seguir. Por momentos siento que ya ni siquiera me interesa. Pero siempre pasa slgo que me devuelve el entusiasmo. Espero a que me llegue la próxima ola y me levante... Un beso.

    ResponderEliminar